BACK TO TOP

El IA es un espacio dedicado a todos los hombres y mujeres (Oficiales, Suboficiales, Marineros, Conscriptos y Personal Civil) a los que la vida y su decisión personal puso bajo las Alas de la Aviación Naval de la Armada Argentina.

12 de julio de 2018

Ceremonia en el Cenotafio de Malvinas de la Localidad de Pilar

Participaron de la misma miembros de la Comisión Directiva, representantes del Centro de Veteranos de Malvinas de Pilar y Socios del Instituto. El Señor Presidente, Capitán de Navío VGM (RE) Juan José Membrana, leyó palabras alusivas, se colocó una corona de laureles en la cruz central y una ofrenda en memoria de los caídos en cada una de sus respectivas cruces, al tiempo que el trompa tocó silencio. A continuación reproducimos las palabras pronunciadas: “Estimados representantes del Centro de Veteranos de Guerra del Municipio de Pilar. Apreciados miembros de la Honorable Comisón Directiva del Instituto Aeronaval. Queridos consocios y público asistente. Año tras año, sin estridencias y enmarcado por un profundo sentimiento Cristiano, la comunidad del Instituto Aeronaval se reúne en este Cenotafio, para rendir su más sentido homenaje a los miembros de la Aviación Naval de la Armada Argentina que honraron con su supremo sacrificio el juramento hecho ante la bandera de la Patria. Aquí están representados quienes lo dieron todo, rodeados de sus camaradas de todas las armas de la Nación y bajo la protección eterna de Dios nuestro creador. No llegamos hasta este lugar a ensalzar ni a reivindicar la Guerra, venimos si a recordarlos, a decirles a cada uno de nuestros nueve (9) camaradas que nos contemplan desde la inmortalidad, que su sacrificio defendiendo el territorio nacional no ha sido en vano. A nuestra Nación le cuesta reconocer el valor y el sacrificio de sus soldados y ha sido así desde siempre, pero somos nosotros, sus hermanos de batalla, quienes tomamos esa guardia y no la abandonaremos jamás. Estos nueve marinos de guerra que hoy recordamos, cumplieron con la palabra empeñada en su juramento a la Bandera, validada sólo a través de su Honor y el de la Fuerza a la cual pertenecieron. Porque aunque nuestra sociedad actual no lo valore, lo único que nos ata a ese juramento, es el concepto etéreo, intangible y sublime del Honor Militar. Honor Militar, frase de tan solo dos palabras que encierra a su vez, el más grande compromiso que un hombre libre en una sociedad justa, decide de manera voluntaria llevar adelante, sabiendo que si llegara el momento, lo deberá honrar con su sangre y su vida misma. Ese legado de Honor, no le pertenece a los hombres y mujeres por derecho propio, viene envainado en los sables y bayonetas que desde el principio de nuestra historia como Nación libre y soberana, tantos otros hombres han honrado. Mal que a muchos les pese, nuestra sociedad, la que se alberga en el extenso territorio que heredamos como República Argentina y que sintetiza nuestra idea de Nación, es el fruto de llevar a la práctica el concepto de la Libertad!, ganada palmo a palmo por criollos y nativos en armas. No nacimos porque alguien nos declaró libres e independientes, sino por el esfuerzo y sacrificio de tantos que abonaron con su sangre ese ideal. Los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, no somos una elite que se cobija bajo oropeles y uniformes vacíos de contenido, somos y nuestros camaradas aquí representados aún más, ciudadanos provenientes de todos los confines y rincones de la Patria, sin distinción de clase, ni tradición familiar, que han decidido hacer del Honor Militar, su valor supremo. En este Cenotafio, ese sentido del Honor y del posible sacrificio que conlleva, se demuestra con creces al visualizar cada una de las cruces con el nombre de un valiente que ha pasado a ser inmortal. Es nuestro deber y sentimiento de camaradas y Veteranos de Guerra, el honrar vuestra memoria, sólo quien es recordado por sus pares, vive para siempre y esa vivencia será trascendente para la comunidad toda. Es en ella donde podrán reflejarse las generaciones futuras de ciudadanos y obtener el coraje para enfrentar el porvenir. Ellos, nuestros conciudadanos os lloran por vuestra juventud y esta claro que es en esa juventud, con el espíritu limpio y colmado de nobles ideales, donde el Honor Militar se hace carne y no los abandonará ya jamás. Los viejos soldados que hoy aquí los recordamos, somos prueba de ello. La Aviación Naval de la Armada Argentina, a través vuestro, honró esos valores y ese juramento y lo hizo volando y navegando, el final se presentó sin aviso de manera cruda y sin espera y en el instante siguiente los abrazó la Gloria. Sin quererlo ni pensarlo, Dios les otorgó el final de los justos. Ese final que los convirtió en inmortales en nuestra memoria y nuestro corazón. Nadie desea la muerte, pero a ustedes se les presentó en batalla, su tiempo se vio adelantado por las circunstancias de una guerra no pedida ni deseada, ustedes camaradas son el más bravo ejemplo de los valores de la Argentinidad del siglo que ya pasó. En nuestros días, el sacrificio y entrega de la dotación del submarino ARA San Juan, es otro claro ejemplo de la abnegación que los hombres y mujeres de la Armada ponemos a disposición para el cumplimiento de las misiones que la Nación nos encomienda, a ellos también llegue hoy nuestro reconocimiento. Señor Capitán de Fragata - Carlos María Zubizarreta Señor Teniente de Navío - Marcelo Márquez Señor Teniente de Navío - Carlos Benítez Señor Teniente de Fragata - Daniel Enrique Miguel Suboficial Mayor Aeronáutico - Ramón Barrios Suboficial Segundo Aeronáutico - Roberto Lobo Cabo Principal Furriel - Pedro Vendramin Cabo Primero Artillero - Sergio Iselli Cabo Primero Artillero - Claudio Grimaldi A todos y cada uno de ustedes, le decimos: PRESENTE! Como testimonio de nuestro eterno recuerdo, nuestra admiración y nuestro agradecimiento. Pueden ustedes descansar en Paz, no los hemos olvidado y no los olvidaremos jamás. Que Dios nuestro Señor y nuestra Patrona la Virgen Stella Maris, los guie a la Bienaventuranza eterna! TROMPA… Toque Silencio.

21 de mayo de 2018

Homenaje al Teniente de Navío (Post Mortem) Marcelo Gustavo Márquez

2-El 19 de mayo próximo pasado se llevó a cabo un homenaje al TN (Post Mortem) Marcelo Gustavo Márquez en el Aeroclub Mar del Plata - Batán, participaron del mismo los hermanos Claudia y Mariano, compañeros de la Promoción 103 de la ESNM, el Comandante del Área Naval Atlántica CN Gabriel Attis, integrantes del mencionado Aeroclub e integrantes de la Delegación local del Instituto Aeronaval. Se dio lectura a la efeméride naval que recuerda el ataque a la HMS "Ardent" y el fallecimiento del Teniente Márquez y se pronunciaron palabras alusivas a cargo del Jefe de la Delegación Mar del Plata del Instituto Aeronaval. Se colocaron ofrendas florales al pié del avión réplica del utilizado por nuestro héroe nacional, por parte de la Promoción 103 y del Instituto Aeronaval. A continuacion reproducimos las palabras pronunciadas durante el evento: "Han pasado 36 años de aquel 21 de mayo cuando las frías aguas del estrecho San Carlos fueron testigos de uno de los tantos actos heroicos durante el Conflicto del Atlántico Sur y hoy nos reunimos solo un puñado de hombres y mujeres para rendir un merecido homenaje a un valiente que dio lo más preciado, su vida, para defender a la Patria. Una enorme mayoría sigue su vida indiferente y no logra ni siquiera pensar en la grandeza de este acto, en el cual el Teniente Marcelo Márquez se cubrió de gloria como héroe nacional y con quien la sociedad tiene una enorme deuda ética y moral. Nuestro himno dice “Juremos con gloria morir”, todos lo entonamos con el pecho inflado y unos pocos valientes fueron capaces de poner en riesgo su vida para hacer honor a ese juramento. Marcelo y otros 648 héroes, son guardianes permanentes de nuestra soberanía en el Atlántico Sur y han refrendado dicho compromiso con su sangre. Los que fuimos y gracias a Dios hemos regresado, tenemos una deuda moral y un eterno compromiso de honrar sus memorias como verdaderos héroes de la Patria. A quien hoy rendimos homenaje, era un ciudadano común que tenía cualidades fundamentales como: coraje, orgullo, determinación, dedicación al servicio e integridad; todas ellas necesarias para servir a una causa que trascendía a la persona. Me apena ver en los tiempos que vivimos, como la mayoría de las personas no entienden o no les interesa el significado de patriotismo. En el Teniente Márquez, los jóvenes marinos, tienen un referente que servirá de guía a futuras generaciones."

18 de mayo de 2018

Apostadero Naval Puerto Madryn (Chubut) - Armada Argentina

2-

Invitamos a los retirados y personal de actividad de la Aviación Naval a asociarse.

Contáctenos